EN VIDEO: Este paisa estuvo perdido 16 horas en el mar

Daniel Restrepo vivió las horas más angustiantes parado en un velero volteado, en medio de la inmensidad del mar (a 3 horas de Cartagena). En exclusiva, nos contó cómo sobrevivió. Agradeció especialmente a sus rescatistas.

La voz de Daniel Restrepo es entusiasta, da gusto escucharlo hablar. Pero más gusto y piel de gallina dan las imágenes de su rescate cerca a Cispatá (a 3 horas de Cartagena). Lo encontraron ayer a las 10:00 de la mañana cuando ya ajustaba 16 horas perdido en el mar.

Estaba paradito sobre lo poco que aún quedaba a flote de su velero volteado, en medio de la inmensidad, en donde solo veía agua y más agua.

“Aún en la situación más mala, uno tiene que meterle mente positiva al asunto. El final pudo haber sido catastrófico, pero no ganaba nada poniéndome ansioso”

Resulta que Daniel, de 37 años, se fue a pasear con su familia al Golfo de Morrosquillo y a las 4:00 p.m. del pasado miércoles cogió su velero para dar un vueltón sin compañía. Nada nuevo para este apasionado por el mar, que lleva años ‘velereando’ y buceando. Pero la preocupación no tardó en llegar, porque una persona que quedó pendiente de su recorrido 2 horas después le perdió el rastro.

“El velero se volteó, no fui capaz de recuperarlo y ya el resto es historia, pasaron la horas, pasé la noche con él volteado”, le contó Daniel, ingeniero de producción, a Q’HUBO.

Su valentía lo mantuvo, literalmente, de pie. Se repetía a sí mismo que no ganaba nada poniéndose ansioso y en su cabeza rondaba con esperanza una frase que resume su supervivencia: “¿Cómo duro la mayor cantidad de días posible?”.

Dijo que no es una persona muy creyente y aunque sí le pidió la manito a su madre que falleció hace un tiempo, prefería ocupar su cabeza en estrategias para tener buena temperatura, no deshidratarse y asegurar que lo encontraran.

Rescate de película

La gestión fue tan heroica, que Daniel, que vive en Estados Unidos, no tiene interés en ser protagonista de la historia, sino que le da todo el protagónico a la Armada Nacional, a la Patrulla Aérea Civil y a la bella gente del Golfo de Morrosquillo que no se guardó esfuerzos con tal de encontrarlo.

“La Armada desplegó un operativo arrancando ese mismo día durante la noche. Tengo que darle un gran mérito a la Armada, al equipo de Patrulla Aérea, a Santiago Arbeláez y a Juan José Jaramillo, que fueron críticos en el proceso de búsqueda. Y a la comunidad de las islas, porque fue espectacular. Poner recursos y lanchas privadas es un gran ejemplo de la ciudadanía que tenemos”, expresó Daniel con emoción.

El paisa, que está en perfecto estado, le sugiere a todo el que se vea en las mismas, evitar pensamientos trágicos, mantener la esperanza y ocuparse en su supervivencia. Además, concluyó con algo bonito, no le tiene miedo al agua: “Otra experiencia, compleja, asustadora, pero sigo queriendo el mar”.