Hay buen billete para mejorar la calidad de la educación en Medellín

Entre los propósitos en este cuatrienio está el mejoramiento de la infraestructra educativa. /FOTO: JULIO CÉSAR HERRERA.

¿Qué haría usted con 6,2 billones de pesos? Es mucha plata y a lo mejor no le caben a usted en la cabeza tantos ceros, pero si lo dimensiona, con ese dinero pueden comprar 88.571.428 carros avaluados en 70 millones de pesos, 12.400.000 apartamentos de 500 millones de pesos o tener una caja para el pago del salario mínimo, incluido el subsidio de transporte, de más de 6322 millones de trabajadores.

Pero también con esa medio bobadita, se pueden hacer inversiones como la construcción de 49.206 ciudadelas educativas como la que se espera terminar pronto en San Javier, o simplemente tener el suficiente recurso económico para lograr la verdadera transformación educativa en Medellín.

Y ese es justamente el propósito, que la ciudad tenga el recurso suficiente para lograr una de las metas contempladas en este cuatrienio: la transformación educativa y cultural, con base en Medellín Futuro, que prioriza recursos para la educación.

¿Cómo lograrlo?

Pues esa idea es una de las líneas estratégicas del Plan de Desarrollo Medellín Futuro, pero a su vez es la línea que tendrá mayor inversión durante esta Administración.

“La cifra contemplada en el presupuesto para educación es histórica, 19 % superior a la vigencia anterior, estos son cerca de $ 852.000 millones para todo el componente educativo, es decir, básica primaria, secundaria y media, con los cuales fortalecemos la atención a primera infancia, transformación curricular, bilingüismo, acceso, cobertura y permanencia, formación a docentes e infraestructura física y tecnológica”, dijo la secretaria de Educación de Medellín, Alexandra Agudelo.

Garantizar cobertura y acceso a la educación superior es otro de los retos de esta Administración municipal. /FOTO: CORTESÍA.

Entonces, esos $ 6,2 billones se destinarán en programas como Buen Comienzo, pero también se implementarán cambios en el currículo de las instituciones educativas, con el fin de que se dicten contenidos pertinentes y de calidad. Se mejorarán las estrategias para acceso, cobertura y permanencia de los estudiantes y brindarle al tiempo formación y condiciones de bienestar a los docentes para que logren posicionarse en las mismas instituciones.

Y, por supuesto, no puede faltar el componente de infraestructura, ya que con esos recursos se buscar recuperar los espacios físicos de las instituciones educativas, aumentar el parque tecnológico y mejorar la conectividad y fortalecimiento de las estrategias y procesos de formación y enseñanza de una segunda lengua.

No se puede dejar a un lado la educación superior, por eso también se fortalecerá el acceso a las tres universidades públicas adscritas actualmente al Municipio de Medellín. Mejor dicho, como quien dice, sí hay plata para estudiar, y sí hay plata para garantizar que la educación sea de calidad en la ciudad de Medellín.

Una tarea de todos y todas

El alcalde de Medellín, Daniel Quintero Calle, precisó que estos 6.2 billones de pesos corresponden al presupuesto más alto en la historia para la educación en la ciudad.
Pero insiste en que para lograr una gran transformación educativa se requiere la participación de todos los actores. “No será una transformación educativa impuesta, sino construida desde los mismos colegios, ya que serán los rectores los que van a liderar esas transformaciones curriculares y esos modelos pedagógicos que le van a dar espíritu a los colegios. Nosotros vamos a acompañar esas transformaciones con recursos y eso sí, siempre y cuando esas transformaciones que nos propongan los colegios vengan acompañadas del voto y la aprobación de los maestros y los padres de familia”, expresó el mandatario local.

El concejo inicia debates

El próximo miércoles será el primer debate del Plan de Desarrollo en el Concejo de Medellín, luego de 4 jornadas de socialización con concejales y ciudadanos. Recordemos que el texto del proyecto se centra en 5 líneas estratégicas.

  1. Reactivación económica y Valle del Software (inversión: $ 1.1 billones).
  2. Transformación Educativa y Cultural (inversión: $ 6,2 billones).
  3. Medellín me cuida (inversión: $ 5,2 billones).
  4. Ecociudad (inversión: $ 4,4 billones).
  5. Gobernanza y Gobernabilidad (inversión: $ 2,7 billones).

Se espera entonces que el Plan de Desarrollo sea aprobado antes del domingo 31 de mayo.