Stella es una berraca: emprendió después de los 70 años

Luz Stella Olano, de 72 años, es la fundadora de Lucetta salsas, un proyecto familiar que hace aderezos a base de orellanas. /FOTOS: CORTESÍA

Cuando Luz Stella Olano cumplió 65 años hizo algo poco común: comenzó a estudiar.

“En ese momento de mi vida tenía el tiempo, las ganas y me entró la corazonada de que debía hacer algo diferente. Entonces, me devolví para mi pueblo Yalí. Allá, comencé a estudiar en el Sena una tecnología que se llama Procesamiento de frutas y hortalizas, me enamoré demasiado de eso y desde entonces no he parado”, nos empezó contando la residente de Envigado, quien encontró en las orellanas, el mejor vegetal para crear su emprendimiento.

“Conocí estos hongos y me fasciné, así que empecé a hacer salsas a base de ellos y de eso se trata mi marca. En Salsas Lucetta hacemos estos productos con orellanas y quedan delicioso. La mejor confirmación es la gente que una vez los prueba, los sigue consumiendo y gracias a eso, este emprendimiento familiar va para arriba. Tenemos 3 sabores y estamos en la construcción de otros 2”, aseguró la madre de 3 hijos y 4 nietos.

Un emprendimiento con todas las de la ley

Stella está convencida que quiere vivir de esto siempre, por eso, fue muy juiciosa y hoy en día su negocio es con todas las de la ley.

3 son los sabores que han creado en el emprendimiento: hawaiana, roja y vegetales.

“Me puse a investigar y me enteré que el Gobierno nacional ayuda a los emprendedores con el registro Invima, efectivamente lo logré conseguir con el apoyo que ellos dan. Así que, uno de mis consejos para los emprendedores es que aprovechen las ayudas que tiene el gobierno para los pequeños empresarios. Además, tengo la empresa registrada en la Cámara de Comercio, así que ya cuento con estos importantes permisos para comercializar muy bien el producto”, expresó la residente de Envigado.

315 275 79 56 es el número de salsas Salsas Lucetta para que los contacte por si se antojó.

Como leyó, Stella es toda una inspiración, quien la tiene clara para el progreso y de sobra da ejemplo de que sí se puede salir adelante sin importar la edad. “Digo con toda seguridad que está edad es perfecta para comenzar algo: hay tiempo, hijos grandes, tecnología, así que si tienen mi edad y quieren emprender, no lo duden”, finalizó.